REFRIGERANTE NATURAL R-290.

Conservación de alimentos

En la conservación de los alimentos tenemos en cuenta características como el volumen, el tipo de frío, forzado, estático, negativo o positivo, almacenaje, contaminación cruzada, fiabilidad del equipo, exposición. Otra característica, que tendemos a obviar,  es el gas refrigerante. El tipo de refrigerante marca el funcionamiento de nuestros equipos.

El gas R-134a será prohibido desde enero de 2022. El gas R-404, está prohibido desde enero 2020. Ambos gases tienen un potencial de calentamiento global (GWP) muy alto, nocivo para el medio ambiente. La Unión Europea se ha fijado el objetivo de reducir el impacto ambiental de los gases fluorados mediante una serie de normativas. El potencial de calentamiento global (GWP) es factor que mide la capacidad de un gas para provocar calentamiento. El hidrocarburo R-290 forma parte del grupo de refrigerantes naturales y tiene un potencial de reducción de ozono (ODP) nulo y un potencial de calentamiento global GWP 3 muy reducido, si lo comparamos con los refrigerantes R-134a GWP  3922 R-404 GWP 1430.

Eficiencia

Los hidrocarburos como el R-290 poseen unas excelentes propiedades termodinámicas; en este sentido, son tan buenos como los refrigerantes HFC o HCFC (o mejores) en la mayoría de las aplicaciones. El R-290 exigen una gran especialización a la hora de manipularlos en caso de averías.

  • Inflamable. Los refrigerantes inflamables pertenecen al grupo de los refrigerantes naturales, se componen de hidrógeno y carbón. No son sustancias agotadoras de la capa de ozono, y su potencial de calentamiento global es inferior a 5.
  • Precisión. Los equipos refrigerados con gas refrigerante R290 son más sensibles a las pérdidas y fugas.

conservación de alimentos pastelería-refrigeración-congelación

En líneas generales los principales síntomas de falta de gas de un equipo de conservación son los siguientes:

  • El refrigerador enfría muy poco o no consigue enfriar.
  • Se congela la tubería en la unidad exterior.
  • La parte interior se congela con facilidad.
  • La bomba no calienta o no consigue generar suficiente calor.
  • En la parte exterior, el intercambiador se congela.

Cuando se escapa gas del refrigerador, pueden suceder varias cosas:

  • La presión será más baja de lo habitual.
  • El frigorífico no funcionará correctamente porque necesita de este gas para hacer el intercambio de temperaturas en el interior.
  • El gas refrigerante es inflamable. Normalmente no hay riesgo de incendio porque se producen pequeñas pérdidas de gas, pero la carga y extracción se debe realizar con cautela y con frigoristas especializados.

Proceso de localización de fuga y carga de gas a un refrigerador:

  • Vaciar el sistema del gas restante para hacer una carga completa.
  • Localizar la fuga añadiendo nitrógeno al circuito. El nitrógeno aguanta más presión y deja en evidencia la fuga.
  • Volver a realizar la carga precisa de gas.

A veces las señales que nos indica un equipo de conservación pueden ser contradictorias y exigen de una observación minuciosa para establecer el diagnóstico correcto. En el caso de los congeladores, la exigencia es mayor para alcanzar los parámetros programados. Los congeladores son más sensibles y evidencian un rendimiento bajo ante cualquier anomalía de uso o avería.  En un caso real tratamos de aclarar el comportamiento y distinguir avería de uso inadecuado. Servicio de asistencia técnica, para de congelador que no bajaba de -17ºC. Puntualmente la temperatura baja hasta -6ºC, saltan las alarmas del equipo.

Conservación de alimentos-congelaciónconservación de alimentos refrigeración

Un congelador es mucho más sensible,  al abrir la puerta la diferencia de temperatura con el ambiente es mayor. Si la puerta se deja abierta en exceso, la temperatura puede subir y suena la alarma. Cerradas las puertas el equipo recupera hasta volver a los -17ºC. Valoramos un rendimiento óptimo del equipo. Sin embargo, la temperatura del equipo no bajaba de -17ºC y el compresor estaba continuamente funcionando. Se analizan los parámetros programados desescarche y los datos de temperatura del evaporador. Todo correcto. Realizamos una carga de gas. Alcanza -17ºC a -20ºC, cumpliendo con paro de compresor y desescarche programado. A las semanas el congelador vuelve a clavarse en -17ºC, sin paro de compresor y con nuevas aperturas de puertas, que suben la temperatura del equipo a -6ºC y lo vuelven a bajar, pero nunca por debajo de -17ºC.

Si el equipo recupera, se puede pensar que no sufre fuga de gas. Sin embargo en el caso del R-290, la precisión de carga que exige, una microfuga insignificante, afecte al rendimiento lo suficiente para no alcanzar esos 2 puntos de temperatura. Se localiza la microfuga, en el evaporador motivado por un problema de la aplicación de la pintura epoxi en el proceso de fabricación. Se cambia evaporador y el equipo vuelve al rendimiento óptimo.

En la elección del equipo de conservación debemos tener en cuenta el coste de las reparaciones, y disponer de un equipo de frigoristas especializados para el servicio de postventa. El R290 tiene un potencial de calentamiento global GWP 3 prácticamente nulo y los costes de impuestos son mínimos. 

Nos incorporamos a su proyecto de hostelería
en cualquiera de sus fases
¿Podemos ayudarle?

Solicitar presupuesto

Suscríbete en nuestra Newsletter