Freidora Industrial

Dentro de las opciones de maquinaria industrial para la hostelería, las freidoras industriales tienen un especial protagonismo en la cocina profesional, marcado por la sencillez de uso, la capacidad de elaboración, eficacia, rendimiento, diversidad y el inimitable sabor que proporcionan a una gran variedad de alimentos.

Cafeterías, bares, restaurantes, burger, chiringuitos, asadores, grills, take away, hospitales, residencias, colegios, y numerosos negocios de Hostelería se benefician de este equipamiento, diseñado para preparar variadas raciones, calamares, chopitos, patatas, croquetas etc… en tiempos concretos, y temperaturas estables del aceite.

  • Más información

Las freidoras industriales producen grandes cantidades y variedad de alimentos, aportando una singularidad en su acabado, con ese toque crujiente, tan aceptado por el comensal.

Este equipamiento industrial para la hostelería está dotado de numerosos dispositivos mecánicos y electrónicos. Contactor siempre recomendado, cronómetros con alarma y mecanismos diseñado para el control de la temperatura. Disponemos de modelos de freidoras industriales de hostelería de alto rendimiento, que accionan de forma automática la elevación de la cesta, sacando los alimentos en el momento preciso de cocción, evitando al tiempo, que los residuos producidos quemen el aceite y reduzcan su vida útil. En ese apartado le describimos diversas soluciones, modelos a gas y eléctricas para bares y restaurantes con cocinas industriales o semi industriales.

Las freidoras también pueden quedar integrada dentro de la línea de cocción, formando líneas modulares, acoplándose en acabados perfectamente adaptados a otros elementos de cocina -fogones, planchas, barbacoas, Baños María. En conjunto forman una cocina coherente y eficiente, de acuerdo a las necesidades de tu negocio y del espacio de que dispongas.

También disponemos de freidoras con mueble, que podemos instalar en algún espacio estratégicamente reservado en su cocina. El conocimiento de las diferentes marcas de gran prestigio y calidad, especializadas en la fabricación de Freidoras industriales nos permiten ofrecerle la opción más precisa para atender su necesidad y como siempre, a los mejores precios del mercado.

Descripción de una freidora

Una freidora es un recipiente con forma de sartén rectangular con profundidad variable, prisma cuadrangular, que incorporada en su interior una cesta metálica de mallas y extraíble, con la separación concreta para recoger el alimento y permitir al tiempo el paso del aceite, separando el alimento de la cuba, permitiendo su contacto con el aceite.

La freidora cumple la función en las cocinas de freír los alimentos en abundante aceite a una temperatura precisa. El diseño de la freidora, con la cesta de mallas, permite sumergir en aceite los alimentos y una vez fritos, se extraen dejando que escurran.

Existen modelos enfocados al uso domésticos, pero es en las cocinas profesionales donde las freidoras industriales, alcanzan el rendimiento para el que están diseñados y que les hace una herramienta indispensable por su alto volumen de producción y por el inimitable gusto en su terminación.

Freidoras de hostelería eléctricas y a gas

El suministro energético de las freidoras industriales puede ser eléctrico o a gas. El aceite para freír los alimentos depositados en su cestillo se puede calentar de 2 maneras:

  • Resistencia eléctrica en el interior de la cubeta.
  • Quemadores a gas en el exterior de la misma.

Las freidoras son equipos sometidos a un gran rendimiento, de uso especialmente recurrente en cualquier cocina profesional. En consecuencia, su uso está asociado a un considerable consumo de energía. Por tanto, recomendamos, en las freidoras eléctricas industriales, los modelos sean con conexión trifásica. En las cocinas industriales, predomina la maquinaria a gas frente a la eléctrica, no sucede eso cuando se habla de freidoras. La inmediatez con la que se obtiene el calor necesario, en el suministro de gas, no es tan importante en el caso de las freidoras. La diferencia en el coste energético, en la comparativa con otras maquinas industriales, entre la elección a gas o eléctrico, en el caso de las freidoras se minimiza.

Freidoras industriales de agua y aceite.

Las freidoras pueden utilizar agua y aceite, la zona fría se encuentra por debajo de la y es la parte inferior de la cubeta la que queda ocupada por agua.

Las freidoras eléctricas favorecen la integración de esta zona fría, al resultar más sencilla que en las de gas y debe ser en el caso de gas, de un mayor volumen.

El agua y aceite por diferencia de densidad no se en un mismo recipiente. El aceite se mantiene siempre por encima del nivel del agua, esa zona fría de agua permite unas características singulares que favorecen la calidad del frito:

  • Los restos del alimento caen por su propio peso al fondo de la cubeta.
  • El aceite en el que se está cocinando, no se carboniza, ni se contamina por el contacto con estos alimentos y su duración es mucho mayor.
  • Facilita el frito de diferentes alimentos, sin mezclar los sabores.
  • La limpieza de la máquina es más sencilla.
  • El mantenimiento del aceite en buenas condiciones aumenta considerablemente.

El correcto uso del aceite en las freidoras industriales

El aceite es un producto delicado para la salud, que debe usarse correctamente, para una mejor cocción del producto, manteniendo su sabor, calidad y lograr la satisfacción del cliente. La temperatura óptima oscila entre los 160ºC y los 180ºC grados.

Recomendamos freidoras con potencias aquilatadas a la producción, para asegurar la temperatura constante. Asegurar esta temperatura y la existencia de termostato de seguridad, son aspectos básicos.

El aceite es un elemento clave en la tarea de freír. Los expertos siempre recomiendan cocinar en aceite de oliva virgen antes que en aceites de cualquier otra composición.

Tras el aceite de oliva, la mejor alternativa sería un aceite de girasol de alto contenido oleico. Esta propiedad, oleico, otorga una mayor estabilidad, evitando una oxidación rápida a altas temperaturas. Esta oxidación, sucede con tipos de aceites como son los de girasol simple, soja o maíz, entre otros.

Evitar la oxidación del aceite, con un correcto mantenimiento de la máquina, retirando periódicamente las impurezas y los restos que pudieran quedar en cada proceso, para mantenerlo limpio, permite que el aceite de oliva pueda reutilizarse sin inconvenientes.

La temperatura para freír en las freidoras de hostelería

La temperatura recomendada para freír en aceite está entre 150° C y 180° C. Esto conlleva que el proceso de freír un alimento sea una acción de alta precisión. Por un lado, evitar altas temperaturas que afectan a la salud. Por otro lado, evitar bajas temperaturas, que provoquen un resultado más cercano a cocer un alimento, que al objetivo de freírlo.

La acción de freír debe realizarse siempre en una inmersión rápida, para evitar que el alimento quede blando y chorreando grasa. Una fritura correcta forma una lámina crujiente que actúa de barrera entre el aceite y el alimento. Esta lamina protege el alimento, para impedir que este se impregne de demasiada grasa, ayudándole a mantener la jugosidad.

La temperatura adecuada de cocción varía, dentro de unos márgenes, dependiendo del tipo de aceite empleado.

Aunque las freidoras superen los 200° C, si se quiere evitar que el aceite se queme y deteriore, no es aconsejable freír por encima del límite indicado para cada tipo de aceite. Necesario tener en cuenta el REGLAMENTO (UE) 2017/2158 DE LA COMISIÓN de 20 de noviembre de 2017 por el que se establecen medidas de mitigación y niveles de referencia para reducir la presencia de acrilamida en los alimentos. Tiene como objetivo reducir el nivel de acrilamida* en los alimentos. El aceite pierde sus propiedades naturales, debido a las altas temperaturas, con lo que la grasa resultante es de peor calidad y de riesgo para la salud.

No todos los alimentos reaccionan de la misma forma. Algunos alimentos, ricos en almidón, azúcar o albúmina, son particularmente apropiados para este tipo de cocción, como es el caso de patatas, huevos o pescados. Por el contrario, otros es recomendable cubrirlos con alguna capa que los aísle. Este es el motivo esencial de la existencia de los empanados y rebozados.

Existen en el mercado opciones de freidoras estancas, que no generan humo, generando óptimos resultados en la calidad de la fritura.
También ofrecemos freidoras automáticas para grandes producciones, donde queremos asegurar el mismo resultado para todas las frituras.

Características de las freidoras industriales ¿Elección de una freidora profesional?

La ubicación de las resistencias respecto a la cuba supone una notable diferencia. Disponen de grifo o no, facilitando en el primer caso el vertido del aceite quemado. También existen freidora de una cuba o 2 cubas y capacidad entre 3 litros a 16 litros. Las freidoras industriales comparten una serie de características específicas a tener en cuenta en su elección:

Capacidad

Disponemos de freidoras para cubrir todo tipo de necesidades en la cocina profesional. Disponible en una amplia variedad de tamaños: desde modelos de sobremesa con una cubeta de 3,5 litros, hasta modelos de mueble con capacidad para 100 litros.

Seguridad

El termostato de seguridad controla el máximo de temperatura. Elemento imprescindible cuando se trabaja con un material inflamable, como es el aceite.nEn las freidoras a gas se trata de un termostato con una temperatura prefijada. En las freidoras eléctricas este elemento es rearmable.

Recomendamos los modelos eléctricos que incluyen un micro interruptor que interrumpe el funcionando de la resistencia, una vez se extrae el cabezal. Las freidoras a gas incluyen los habituales sistemas de seguridad en máquinas de cocina a gas:

  • Encendido piezoeléctrico.
  • Termopar de seguridad.

Limpieza y mantenimiento de la freidora industrial

El mantenimiento de la máquina y la limpieza del aceite es fundamental para el resultado final de la fritura. Una vez finalizada la cocción, es común que se produzcan en el interior de la freidora los restos de los distintos tipos de alimentos, especialmente los rebozados. Estos restos, contaminan el aceite de cara a sucesivas frituras, puede obstruir el grifo de vaciado, quedarse adheridos a la resistencia y carbonizarse, liberando así sustancias tóxicas para la salud. La recomendación al respecto, es que su freidora industrial lleve incorporado un sistema de filtrado de residuos.

Panel de control

Las freidoras industriales destacan por la sencillez de uso y en relación, se encuentra el panel de control, que en la mayoría de las opciones son sorprendentemente básicas en consonancia a las prestaciones que ofrecen. Panel electromecánico para regular la temperatura del aceite, el termostato o poder modificar la altura de la resistencia eléctrica.

En modelos con paneles digitales se añaden otras funciones:

  • Un control constante de la fritura mediante sonda en la cubeta.
  • En función de los alimentos, cantidad, temperatura y humedad, etc..., la freidora es capaz de reducir o prolongar automáticamente el tiempo de la fritura.
  • Programas pregrabados con menú, temperatura y tiempo de fritura.

Equipamiento de una buena freidora industrial

Las opciones de fábrica para las freidoras industriales son múltiples. La elección adecuada, de una freidora profesional que se adapte a las necesidades de su negocio de hostelería, bar, restaurante, cafetería o churrería es una decisión compleja que necesita de diversa información para asesorar correctamente. Una buena freidora industrial debe contar con cubas independientes y de fácil limpieza.

Una buena freidora industrial debe evitar que se prenda fuego. Imprescindible disponer siempre de termostatos de seguridad para evitar que el aceite se caliente en exceso.

Una freidora bien aquilatada en su negocio, contribuirá al ahorro de tiempo en su limpieza, de litros de aceite al cocinar y de electricidad con motivo de su uso.

Necesitamos conocer la producción prevista y la frecuencia de uso de su freidora industrial. Debemos determinar la capacidad necesaria y la frecuencia de uso determinando primero las necesidades concretas de su negocio.

Debemos mantener el equilibrio de la inversión con relación a la producción. Poca cantidad de alimentos fritos se pueden acometer con una freidora pequeña de sobremesa y reducimos costes, teniendo en cuenta de asegurarnos que este ahorro cuenta con un sistema de seguridad que evite quemar el aceite, que se puedan extraer la cubas con facilidad para proceder a su limpieza. En cambio, si la previsión es freír una gran cantidad de patatas, pescado frito, croquetas, palitos de pescado, recomendamos la elección, de una freidora industrial con cubas independientes de mueble, grifo de vaciado que facilite el cambio de aceite, sistemas de seguridad de la resistencia que eviten que se queme el aceite de la frituras.

El tiempo de fritura otra variable importante para tener en cuenta

El tiempo que los alimentos están sumergidos en aceite hirviendo debe ser el idóneo para alcanzar equilibrio entre textura, aroma y sabor. Disponemos de freidoras industriales diseñadas por fabricantes para priorizar la rapidez de la fritura, acortando los tiempos de de fritura y de espera de los clientes.

Las opciones son múltiples para precisarlas en ningún catálogo.

  • Freidoras automáticas
  • Freidoras de sobremesa
  • Freidoras de mueble
  • Freidoras sin humo

Solicítanos ayuda, y un asesor se pondrá en contacto para facilitarle su elección. Disponemos del modelo que precisa, seleccionamos la marca más adecuada, MODULAR, REPAGAS, FAINCA HR, INDUSTRIA 90, SAMMIC, MAINHO, CRISTAL LINE. Sabemos que nuestra oferta cubrirá cualquier exigencia que pudiera plantear su negocio de Hostelería. Escríbanos a hostelados@hostelados.com o llámanos por teléfono al 91 545 83 08,  le ayudamos en la busqueda de la freidora y le asesoramos sin compromiso.

Volver Atrás

Otros productos

Nuestros asesores le acompañan en la elección de su equipamiento.
¿Podemos ayudarle?

Solicitar presupuesto

Suscríbete en nuestra Newsletter